Novedades

Sistemas de calefacción

Sistemas de calefacción para la cría

Los sistemas de calefacción sustituyen a la gallina clueca al proporcionar a los pollitos el calor que necesitan hasta que tienen suficientes plumas para mantenerse calientes por sí mismos.

Existen distintos tipos de sistemas de calefacción en función de las características de la criadora en la que se va ubicar, así como el número de pollitos. Aquí podrás encontrar diversos tipos de sistemas de calefacción: calefactores de butano y eléctricos, portalámparas, lámparas, placas térmicas, moquetas calefactoras, accesorios de calefacción, etc.

Subcategorías

  • Calefactores butano y...

    Calefactores de butano y calefactores eléctricos

    Los calefactores de butano y eléctricos son sistemas de calefacción diseñados para la cría de un número de pollitos superior al de las lámparas de infrarrojos debido a su mayor potencia. Los calefactores de butano y eléctricos emiten el calor mediante gas o a través de una resistencia, respectivamente.

    Los calefactores de butano son radiadores de infrarrojos que varían en función de su potencia, rendimiento y el tipo de control, modo manual o automático mediante el regulador del termostato. Los calefactores de butano puede utilizarse con botellas de gas, butano o propano, o con tanques.

    Los calefactores eléctricos son radiadores que emiten el calor mediante una resistencia. Los calefactores eléctricos requieren una menor instalación, al requerir únicamente enchufarlos a una toma de corriente protegida.

  • Portalámparas

    Portalámparas para bombillas infrarrojas

    Los portalámparas son un tipo de sistema de calefacción diseñados para proporcionar el calor necesario para el correcto crecimiento de los pollos. Los portalámparas requieren una lámpara de infrarrojos o una lámpara de radiación térmica (lámpara cerámica), que es la que emite el calor. Los portalámparas deben colgarse a unos 40-70 cm del suelo  (dependiendo de la potencia de la lámpara y la temperatura ambiental), para que el calor llegue a los pollos pero sin provocarles quemaduras.

  • Lámparas

    Lámparas infrarrojas y lámparas cerámicas

    Las lámparas de infrarrojos son un tipo de sistema de calefacción adecuado para pequeñas cantidades de pollitos debido a la potencia de estas. Las lámparas infrarrojas pueden ser de luz blanca o roja y de potencias distintas. Estas lámparas de infrarrojos deben instalarse en portalámparas indicadas para ello, ya que deben estar diseñadas para resistir al calor.

    Las lámparas cerámicas o de radiación térmica son un tipo de lámparas de mayor duración al no fundirse. Sin embargo, las lámparas cerámicas no alumbran, por lo que es necesario utilizar iluminación LED para que los pollos puedan comer en el caso de que no haya luz natural.

  • Placas térmicas

    Placas térmicas para pollitos

    Las placas térmicas son el sistema de calefacción más similar a las gallinas cluecas, ya que el calor proviene de la parte superior y la fuente de calor está más próxima a los pollos. Las placas térmicas pueden colocarse a distintas alturas al ser regulables y favorecen el ahorro de energía al ser menor el espacio entre el calefactor y los pollitos. La instalación de las placas térmicas es muy sencilla debido a que solo es necesario conectarlas a una toma de corriente.

  • Moquetas calefactoras

    Moquetas calefactoras para pollos

    Las moquetas calefactoras son un tipo de sistema de calefacción diseñado para ubicar las criadoras sobre las moquetas. Este tipo de sistemas de calefacción ofrecen la ventaja de evitar cualquier tipo de daño que pueda producirse a los pollos. La instalación de las moquetas calefactoras es fácil y sencilla al requerir únicamente que se conecten a la corriente.

  • Accesorios calefacción

    Accesorios para sistemas de calefacción

    Los accesorios de calefacción sirven para regular la intensidad de los sistemas de calefacción así como el encendido y apagado de estos. La función principal de los accesorios de calefacción es regular la emisión de calor para que no sea ni deficiente ni excesiva, así como para ahorrar energía.

    Los accesorios de calefacción más comunes son los reguladores, que varían en función del sistema de calefacción. Los reguladores térmicos están diseñados para placas térmicas, moquetas calefactoras y resistencias; mientras que los reguladores de intensidad solo sirven para bombillas incandescentes, bombillas infrarrojas y termostatos.